Información

¿Por qué las células NK no destruyen las bacterias, aunque las bacterias no tengan MHC-I?

¿Por qué las células NK no destruyen las bacterias, aunque las bacterias no tengan MHC-I?


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Parte de la función de las células NK es destruir las células que no pueden unirse a sus receptores KIR. O en otras palabras, células que no expresan MHC de clase I. Es por eso que pueden matar células tumorales o infectadas suprimidas por MHC, lo que otras células inmunes no pueden.

Sin embargo, las bacterias tampoco expresan MHC-I. Sin embargo, se dice que las células NK tienen una influencia muy limitada en las infecciones microbianas. No entiendo por qué las células NK no degranulan (matan) las bacterias al descubrir que no tienen el complejo del receptor MHC-I.

¿Alguien podría elaborar esto?


Si bien tiene razón en que las células NK a menudo se activan (en parte) por la ausencia de MHC-I, requieren otros eventos de señalización para activarse por completo:

El mecanismo molecular de la función de las células asesinas naturales y su importancia en la inmunoterapia del cáncer. Paul y Lal. Fronteras en inmunología. 2017.

Activación de receptores en células NK

La falta de MHC de clase I en la célula diana no es suficiente para desencadenar la activación de las células NK. La activación completa de las células NK también requiere el reconocimiento de las moléculas inducidas por el estrés por los receptores activadores de las células NK.

Los receptores de citotoxicidad natural (NCR) son otra superfamilia de inmunoglobulinas de receptores activadores que utilizan un dominio extracelular similar a la inmunoglobulina para la unión del ligando. Las células NK humanas expresan tres tipos distintos de NCR ... Las NCR reconocen una amplia variedad de ligandos en las células diana que van desde proteínas virales, bacterianas y parasitarias hasta moléculas de células tumorales y otras células huésped.

Papel de las células asesinas naturales en la inmunidad antibacteriana. Schmidt et al. Revisión de expertos en hematología. 2016.

6 Las bacterias se defienden e inhiben las actividades de las células NK

Durante la evolución, muchas bacterias han desarrollado estrategias de supervivencia que contrarrestan la actividad de las células NK.

Tanto las bacterias grampositivas como Streptococcus pneumoniae como las bacterias gramnegativas como Salmonella spp y Escherichia coli son capaces de inducir prostaglandina E2 (PGE2), que afecta negativamente las funciones de las células NK a diferentes niveles. PGE2 inhibe las actividades citolíticas de las células NK al suprimir su capacidad de respuesta a citocinas como IL-12 e IL-15, y suprime la activación de macrófagos mediada por células NK al inhibir la producción de IFN-γ. De manera similar, la PGE2 tiene un efecto deletéreo sobre el alojamiento, la migración y la supervivencia de las células NK, como se ha demostrado en la infección por el virus del herpes humano 8 (HHV8). Por tanto, las bacterias pueden inhibir los efectos citotóxicos e inmunorreguladores de las células NK de diversas formas.

8 Conclusiones

En conclusión, existe una creciente evidencia de que las células NK juegan un papel importante en la respuesta antibacteriana del huésped. Las células NK pueden matar bacterias directamente o modular el sistema inmunológico a través de citocinas e interferones. Se necesitan más estudios para caracterizar cómo las células NK son activadas por diferentes bacterias. Además, el papel de las células NK entre los otros brazos del sistema inmunológico en la defensa contra las bacterias es poco conocido. Por último, las bacterias pueden inhibir las actividades de las células NK, y una mejor comprensión de este deterioro puede ser la base para fortalecer específicamente la respuesta antibacteriana del huésped. Por lo tanto, datos adicionales in vitro e in vivo pueden abrir nuevas estrategias terapéuticas utilizando células NK para combatir infecciones bacterianas.

Si desea una copia de texto completo del artículo de Schmidt, puedo compartirlo con usted.


Contrarrestando la dudosa carta viral abierta de Geert Vanden Bossche & # 8217 advirtiendo contra la vacunación masiva de COVID-19

Geert Vanden Bossche es un científico que publicó una carta abierta advirtiendo de una catástrofe global debido a variantes mortales de COVID-19 seleccionadas por vacunación masiva. Su argumento suena mucho como un argumento que Andrew Wakefield una vez hizo para MMR. ¡Incluso es probable que haya algo de grifos!

[Nota del editor & # 8217s: Scott Gavura tuvo circunstancias que le impidieron producir una publicación para hoy. Como resultado, estoy publicando esto. Es posible que algunos de ustedes ya lo hayan visto publicado en otro lugar (aunque esta es una versión editada / abreviada de la publicación original). Si no lo ha hecho, es nuevo para usted. Una & # 8220open letter & # 8221 viral de Geert Vanden Bossche se ha vuelto viral, y los antivaxxers la han citado como una prueba contundente de que la vacunación COVID-19 conducirá a una catástrofe global. Como resultado, pensé que valía la pena proporcionar esta refutación y enlaces a una refutación aún mejor a los lectores de SBM para difundir esta información más ampliamente. ¡Disfrutar!]

Con frecuencia he hablado de cómo en la era de la pandemia, al menos en términos de desinformación antivacunas y pseudociencia, todo lo viejo vuelve a ser nuevo. Durante los últimos meses, he enumerado una serie de ejemplos de este fenómeno de antivaxxers que reciclan tropos antiguos para aplicarlos a las vacunas COVID-19, por ejemplo, afirma que las vacunas matan, causan infertilidad, cáncer, trastornos autoinmunes y Alzheimer. enfermedad, y están cargados de & # 8220toxinas & # 8220, entre varios otros, como la afirmación de que & # 8220 alteran su ADN & # 8220. Una de esas afirmaciones que todavía no había visto es otra afirmación antivax favorita, aunque es cierto que es una afirmación bastante especializada en el sentido de que no la oyes con demasiada frecuencia. Específicamente, me refiero al abuso de la teoría evolutiva por parte de los antivaxxers para afirmar que las vacunas seleccionan variantes más mortales de virus y bacterias patógenos, lo que hace que los programas de vacunación masiva sean peligrosos o incluso potencialmente catastróficos. Tales afirmaciones son generalmente una consecuencia de otra afirmación antivacuna favorita, a saber, que las enfermedades contra las que se vacunan son tan inocuas que vacunar contra ellas es excesivo y permitir que se produzcan infecciones e & # 8220 inmunidad de grupo natural & # 8221 es mejor, un tropo que también se ha hecho. resucitado sobre COVID-19, una enfermedad que mató a más de 500 mil personas en los EE. UU. en poco más de un año. Esto nos lleva a nuestro tema, una & # 8220 carta abierta & # 8221 llena de información errónea de un científico llamado Geert Vanden Bossche que se volvió viral durante el fin de semana. Ha estado acompañado de una entrevista en video publicada en, ¿dónde más? —Antivaxxer Robert F. Kennedy, Jr. & # 8217s Children & # 8217s Health Defense sitio web. Al leer la carta, lo que me recordó, más que cualquier otra cosa, es un artículo que escribió Andrew Wakefield sobre la vacuna MMR y el sarampión, publicado unos meses antes de la pandemia. (En verdad, esos eran tiempos más simples).

El Dr. Vanden Bossche ha publicado su carta en Twitter:

En esta carta abierta, hago un llamamiento a la @WHO y a todas las partes interesadas involucradas, sin importar su convicción, para que declaren inmediatamente dicha acción como LA ÚNICA EMERGENCIA DE SALUD PÚBLICA MÁS IMPORTANTE DE PREOCUPACIÓN INTERNACIONAL. Lea y comparta: https://t.co/0Fupw9JInP # COVID19 pic.twitter.com/I24mSjpVKM

& mdash Geert Vanden Bossche (@GVDBossche) 6 de marzo de 2021

Más recientemente, creó su propio sitio web para dar a conocer su carta:

Hemos creado un sitio web para recopilar toda la información, documentos científicos y entrevistas que publiqué sobre esta emergencia de salud pública. Intentaremos trabajar en más traducciones y actualizaciones periódicas. https://t.co/DPYKE7kxmM

& mdash Geert Vanden Bossche (@GVDBossche) 15 de marzo de 2021

Junto con ciencia, maa-aan!

La ciencia detrás de las catastróficas consecuencias de la irreflexiva intervención humana en la pandemia de Covid-19. Lea el documento completo aquí: https://t.co/DPDFlg4U45 pic.twitter.com/TISexYqyTq

& mdash Geert Vanden Bossche (@GVDBossche) 13 de marzo de 2021

También comenzó a hacer rondas en el circuito de entrevistas de podcasts / vlogs:

Puede ver la entrevista de ayer con Philip McMillan aquí: https://t.co/sx9fxpsyHg Gracias por todo su apoyo, lo necesitaremos. # COVID19 #openthedebate

& mdash Geert Vanden Bossche (@GVDBossche) 7 de marzo de 2021

Antes de llegar a la carta abierta de Vanden Bossche & # 8217 y su & # 8220 advirtiendo al mundo & # 8221 que la vacunación masiva con las actuales vacunas COVID-19 probablemente conduzca a una catástrofe global debido a la proliferación de COVID cada vez más transmisible. 19 variantes (¡como si la pandemia de COVID-19 en sí no hubiera sido una catástrofe global!), Revisemos lo que Wakefield afirmó sobre la vacuna MMR en 2019. Es fundamental para el concepto en su artículo, publicado a través de revista de la Asociación Estadounidense de Médicos y Cirujanos (AAPS), una organización a la que me gusta referirme como la Sociedad John Birch de sociedades médicas dada su inclinación por las teorías de la conspiración y la pseudociencia, fue que la vacuna MMR, al seleccionar para el sarampión más agresivo cepas, podría resultar en un & # 8220 sexto evento de extinción & # 8221. (No bromeo.) Incluso tituló su absurda regla & # 8220 La sexta extinción: inmunidad a las vacunas y mutantes del sarampión en un suelo virgen & # 8220.

Mientras reviso la carta abierta del Dr. Vanden Bossche, señalaré las similitudes, al tiempo que notaré las diferencias cuando ocurren. Para cuando termine con esto, sospecho que usted & # 8217 comprenderá por qué la información errónea que el Dr. Vanden Bossche está vendiendo (y yo uso la palabra & # 8220selling & # 8221 intencionalmente, ya que sospecho que hay & # 8217s grifos involucrados) es una tontería y nada más que tropos antivax reempaquetados.


Examen Patho II 2

A. Son los receptores de la interleucina-2, que producen los macrófagos cuando atacan las células del donante.

B. Son reconocidos por las células T colaboradoras, que luego activan las células T citotóxicas para matar las células del donante.

C. Inducen la producción de anticuerpos bloqueantes que protegen el injerto.

C. Linfocitos T CD4 positivos.

C. fagocitosis de bacterias recubiertas de IgE.

A. Células B que pueden matar sin complemento.

C. aumentado por inmunización.

A. se ha producido una respuesta inmunitaria humoral.

B. se ha producido una respuesta inmunitaria mediada por células.

C. ambos sistemas de células T y B son funcionales.

A. del mismo huésped infectado con cualquier virus.

B. infectado por el virus A e idéntico en los loci del MHC de clase I de las células T citotóxicas.

C. infectado por el virus A e idéntico en los loci del MHC de clase II de las células T citotóxicas.

D. infectado con un virus diferente e idéntico en los loci del MHC de clase I de las células citotóxicas.

A. digestión enzimática de la membrana celular.

B. activación de la adenilato ciclasa.

C. inserción de proteínas del complemento en la membrana celular.

C. linfocitos T auxiliares y macrófagos.

R. Es poco probable que el paciente haya encontrado este organismo anteriormente.

B. El paciente está predispuesto a reacciones de hipersensibilidad mediadas por IgE.

C. La información proporcionada es irrelevante para la exposición previa al antígeno.

A. Las perforinas de las células T citotóxicas lisan los glóbulos rojos.

B. Los neutrófilos liberan proteasas que lisan los glóbulos rojos.

C. La interleucina-2 se une a su receptor en los glóbulos rojos, lo que da como resultado la lisis de los glóbulos rojos.

C. Interacción célula T-célula B.

B. lisar las células diana infectadas con el virus.

C. activar las células T citotóxicas.

A. emparejar los componentes del complemento de donante y receptor

B. administrar interferón alfa

C. extracción de células T maduras del injerto

Respuestas posibles:
parte de la memoria inmunológica

derivados de las células asesinas naturales (NK)

parte del sistema inmunológico innato

Respuestas posibles:
Una deficiencia de células B, con una abundancia relativa de células T

Deficiencia tanto de células T como de células B

Una deficiencia de células T, con una abundancia relativa de células B

Exceso de producción tanto de células T como de células B

Respuestas posibles:
Mastocitos

Respuestas posibles:
No se pudieron generar células T

Los niveles de T3 y T4 disminuirían

Se produciría hipotiroidismo

Las células B no podrían madurar

En las fibras musculares, los efectos de la enfermedad pueden verse agravados por interferencias autoinmunes. La debilidad del sarcolema provoca daños y desgarros en la membrana. El sistema inmunológico del cuerpo reconoce el daño e intenta repararlo. Sin embargo, dado que el daño existe como una condición crónica, los leucocitos comienzan a presentar los fragmentos de proteína dañados como antígenos, estimulando un ataque dirigido a las partes dañadas de la fibra muscular. El ataque causa inflamación, fibrosis y necrosis, lo que debilita aún más el músculo.

Los estudios han demostrado que a pesar de la patología grave de las fibras musculares, la inervación del músculo no se ve afectada.

¿Cuál de los siguientes no juega un papel clave en la respuesta inmune adaptativa?

Respuestas posibles:
células dendríticas

Respuestas posibles:
Los macrófagos utilizan el aislamiento como su principal defensa y aíslan a los patógenos

Los macrófagos producen anticuerpos contra patógenos diana

Los macrófagos usan especies reactivas de oxígeno después de ingerir patógenos

Los macrófagos solo reclutan otras células que luego pueden matar patógenos

I. Presentan sus antígenos en moléculas del complejo principal de histocompatibilidad.

II. Migran a los ganglios linfáticos para presentar sus antígenos a las células B y las células T.

III. Las células presentadoras de antígenos forman un vínculo entre los sistemas inmunitarios innato y adaptativo.


Ensayos clínicos de células NK para el cáncer

Sarah Cooley, Jeffrey S. Miller, en Células asesinas naturales, 2010

Pensando más allá de los KIR

Si bien los KIR son la familia mejor caracterizada de receptores de células NK que reconocen el MHC de clase I, otros receptores que reconocen el MHC, incluidos NKG2A (se une a HLA-E) y LIR-1 (se une a HLA-G y otros ligandos de HLA de baja afinidad), también pueden participar en la erradicación de tumores. Su importancia funcional no debe pasarse por alto porque, además de los KIR, NKG2A se expresa en aproximadamente el 50 por ciento de las células PB NK, y es el receptor de células NK dominante expresado en las células NK que se reconstituyen en los primeros seis meses después del HCT. Además, LIR-1 se expresa en aproximadamente un tercio de las células PB NK y es más probable que se coexprese en las células KIR + NK que en las células KIR-NK. Se realizó una serie de experimentos utilizando células objetivo primarias de LMA y LLA utilizando anticuerpos bloqueantes de KIR inhibidores, NKG2A y LIR-1 para comprender la contribución individual relativa de cada uno a la muerte mediada por células NK (Godal et al., 2008). Tanto en los ensayos de citotoxicidad como en los de desgranulación de CD107a, el bloqueo de un solo receptor inhibidor condujo a ligeros aumentos en la destrucción. Sin embargo, la adición de un bloqueo LIR-1 al bloqueo KIR o al bloqueo NKG2A aumentó constantemente la muerte de todos los objetivos sensibles al bloqueo pan-HLA. Curiosamente, las células KIR-NK que expresaron NKG2A o LIR-1 fueron potentemente alorreactivas contra los objetivos primarios de leucemia, pero solo ante el bloqueo dual de NKG2A y LIR-1. Estos hallazgos tienen importantes implicaciones para la eficacia potencial de las terapias actuales basadas en células NK. Tanto los subconjuntos de células KIR + como KIR - NK exhiben un potencial significativo de citotoxicidad para matar los blastos primarios de AML y ALL. La potente función efectora de las células KIR-NK demuestra que pueden autorizarse a través de receptores distintos de los KIR. Las pruebas clínicas preliminares de anticuerpos monoclonales anti-KIR o anti-NKG2A para bloquear las interacciones inhibidoras del receptor demostraron aumentos en la muerte antitumoral mediada por NK (Koh et al., 2001). Se justifican más ensayos.


El sistema inmunológico adquirido o adaptativo

El sistema inmunológico adquirido, adaptativo o específico se desarrolla durante nuestra vida cuando estamos expuestos a patógenos o después de recibir las vacunas. Los componentes de este sistema son más especializados que los componentes del sistema innato. Tardan más en reaccionar a un patógeno y son específicos de un antígeno.

El sistema adquirido puede identificar hongos, bacterias, virus y otros elementos potencialmente dañinos específicos. También tiene un componente de memoria. Esto permite que el cuerpo ataque rápidamente a un patógeno cuando se expone al invasor por un segundo o un tiempo posterior después de la exposición inicial.

La combinación del sistema innato rápido pero generalizado y el sistema adquirido más lento pero especializado es muy a menudo una forma eficaz de proteger al cuerpo de una infección o de ayudar a recuperarse de una.

Las células NK, B y T se conocen como linfocitos porque se encuentran en la linfa (así como en la sangre). El sistema linfático contiene vasos que recogen el exceso de líquido de los tejidos y lo devuelven al torrente sanguíneo. El sistema también combate a los invasores. Los ganglios linfáticos del sistema linfático son centros importantes en la lucha.


Los científicos usan Doppler para mirar dentro de las células

El radar Doppler mejora la vida al mirar dentro de las masas de aire para predecir el clima. Un equipo de la Universidad de Purdue está utilizando una tecnología similar para observar el interior de las células vivas, introduciendo un método para detectar patógenos y tratar infecciones de formas que los científicos nunca antes habían hecho.

En un nuevo estudio, el equipo usó Doppler para echar un vistazo al interior de las células y rastrear su actividad metabólica en tiempo real, sin tener que esperar a que crezcan los cultivos. Con esta capacidad, los investigadores pueden probar los microbios que se encuentran en los alimentos, el agua y otros entornos para ver si son patógenos, o ayudarlos a identificar el medicamento adecuado para tratar las bacterias resistentes a los antibióticos.

David Nolte, Profesor Distinguido de Física y Astronomía Edward M. Purcell de Purdue John Turek, profesor de ciencias médicas básicas Eduardo Ximenes, científico investigador en el Departamento de Ingeniería Agrícola y Biológica y Michael Ladisch, Profesor Distinguido de Ingeniería Agrícola y Biológica, adaptaron esta técnica de su estudio anterior sobre células cancerosas en un artículo publicado este mes en Biología de las comunicaciones.

Utilizando fondos de la National Science Foundation y del Discovery Park Big Idea Challenge de Purdue, el equipo trabajó con líneas celulares inmortalizadas, células que vivirán para siempre a menos que las mates. Expusieron las células a diferentes patógenos conocidos, en este caso salmonella y E. coli. Luego usaron el efecto Doppler para espiar cómo reaccionaban las células. Estas células vivas se denominan "centinelas" y la observación de sus reacciones se denomina ensayo biodinámico.

"Primero hicimos imágenes biodinámicas aplicadas al cáncer y ahora las estamos aplicando a otros tipos de células", dijo Nolte. "Esta investigación es única. Nadie más está haciendo algo así. Por eso es tan intrigante".

Esta estrategia es ampliamente aplicable cuando los científicos han aislado un microbio desconocido y quieren saber si es patógeno (dañino para los tejidos vivos) o no. Estas células pueden aparecer en el suministro de alimentos, fuentes de agua o incluso en glaciares recientemente derretidos.

"Esto mide directamente si una célula es patógena", dijo Ladisch. "Si las células no son patógenas, la señal Doppler no cambia. Si lo son, la señal Doppler cambia de manera bastante significativa. Entonces puedes usar otros métodos para identificar cuál es el patógeno. Esta es una forma rápida de distinguir entre amigos y enemigos . "

Ser capaz de discernir rápidamente si una célula es dañina es increíblemente útil en situaciones en las que las personas se encuentran con un microorganismo vivo desconocido, lo que permite a los científicos saber qué precauciones tomar. Una vez que se sabe que un microbio es dañino, pueden comenzar protocolos establecidos que les permitan determinar la identidad específica de la célula y determinar un antibiótico efectivo contra el microorganismo.

Otro beneficio es la capacidad de diagnosticar rápida y directamente qué bacterias responden a qué antibióticos. La resistencia a los antibióticos puede ser un problema devastador en los hospitales y otros entornos donde las personas con cuerpos y sistemas inmunológicos ya comprometidos pueden estar expuestos e infectados por cantidades cada vez mayores de bacterias resistentes a los antibióticos. A veces, esto resulta en una condición potencialmente fatal llamada sepsis bacteriana o septicemia. Esto es diferente de la sepsis viral que se ha discutido en relación con COVID-19, aunque los científicos dicen que sus próximos pasos incluirán la investigación de la sepsis viral.

Tratar la sepsis es un desafío. Darle al paciente antibióticos de amplio espectro, que parece una buena idea, podría no ayudar y podría empeorar la situación para el próximo paciente. Dejar que las bacterias entren en contacto cercano con antibióticos que no las matan solo las hace más resistentes a ese antibiótico y más difíciles de combatir la próxima vez.

Cultivar los tejidos del paciente y concentrarse en el antibiótico correcto para usar puede llevar un tiempo que el paciente no tiene, generalmente de ocho a 10 horas. Este nuevo proceso biodinámico permite a los científicos colocar las muestras bacterianas del paciente en una serie de diminutas placas de Petri que contienen los centinelas de tejido y tratar cada muestra con un antibiótico diferente. Usando Doppler, pueden notar rápidamente qué muestras bacterianas tienen cambios metabólicos dramáticos. Las muestras que lo hacen son las que han reaccionado al antibiótico: las bacterias están muriendo, son derrotadas y rechazadas por los antibióticos.

"Cuando tratamos con antibióticos, las bacterias no tienen que multiplicarse mucho antes de que comiencen a afectar a los centinelas de los tejidos", explicó Nolte. "Todavía hay muy pocas bacterias para ver o medir directamente, pero comienzan a afectar el comportamiento de los tejidos, lo que podemos detectar con Doppler".

En menos de la mitad del tiempo que toma una cultura y un diagnóstico tradicionales, los médicos podrían decir qué antibiótico administrar, lo que aumenta las posibilidades de recuperación del paciente. Los investigadores trabajaron en estrecha colaboración con la Oficina de Comercialización de Tecnología de la Fundación de Investigación Purdue para patentar y licenciar sus tecnologías. Planean explorar más a fondo si este método funcionaría para muestras de tejido expuestas a células patógenas no vivas o esporas secas, y para analizar y tratar la sepsis viral.


Beneficios y ejemplos

La quimioinmunoterapia se está utilizando ahora, tanto a través de terapias aprobadas como en ensayos clínicos, para varios tipos diferentes de cáncer. Discutiremos solo algunos de estos aquí, pero es probable que se desarrollen más ensayos en el futuro cercano para cánceres que aún no se han abordado con esta combinación.

Cáncer de pulmón

La primera combinación de quimioterapia e inmunoterapia de primera línea para el cáncer de pulmón de células no pequeñas (específicamente el adenocarcinoma de pulmón) se aprobó en 2017. El ensayo que condujo a la aprobación utilizó una combinación del fármaco de inmunoterapia (un tipo de inhibidor del punto de control) Keytruda (pembrolizumab) con los dos medicamentos de quimioterapia Paraplatin (carboplatin) y Alimta (premetrexed), para demostrar que la combinación era segura y más eficaz que la quimioterapia sola.

Desde entonces, se han utilizado otras combinaciones y hay varios ensayos clínicos en marcha que analizan la combinación.

Para las personas que reciben inmunoterapia con o sin quimioterapia, es importante conocer los fenómenos de pseudoprogresión. A diferencia de lo que se observa con la quimioterapia, las respuestas tempranas a la inmunoterapia no son tan dramáticas (se necesita más tiempo para que el sistema inmunológico funcione para combatir el cáncer). Las pruebas de imagen (como las tomografías computarizadas) también pueden verse "peor" al principio, incluso si un tumor está respondiendo. Cuando las células inmunes rodean e infiltran un tumor, pueden hacer que el tumor parezca más grande en una exploración, algo que se conoce como pseudoprogresión. Aunque el tumor parece más grande, en realidad puede ser más pequeño.

Es interesante que la radioterapia, en particular la SBRT (radioterapia corporal estereotáctica) para tratar las metástasis, también mejora la eficacia de la inmunoterapia para algunas personas. A través de algo que se ha denominado "efecto abscopal", la radiación administrada a un área del cuerpo a veces puede estimular el sistema inmunológico de tal manera que el tratamiento da como resultado la reducción de un tumor en una región diferente del cuerpo lejos del sitio de radiación.

Cáncer de mama

A pesar de las respuestas a veces dramáticas a la inmunoterapia con algunos tumores sólidos (como el cáncer de pulmón y el melanoma), los resultados de los estudios que utilizan inmunoterapia en personas con cáncer de mama han sido decepcionantes. A diferencia de algunos tumores, los cánceres de mama a menudo tienen una "carga mutacional menor", lo que significa que el sistema inmunológico los ve menos anormales.

En un entorno, sin embargo, la combinación de inmunoterapia con quimioterapia ha sido bastante eficaz, específicamente, con el cáncer de mama triple negativo avanzado. Un estudio de 2018 comparó la eficacia de Tecentriq (atezolizumab) y el fármaco de quimioterapia Abraxane (nab-paclitaxel), con la del fármaco de quimioterapia solo. La mediana de supervivencia general fue de 25,0 meses para el grupo que también recibió el fármaco de inmunoterapia (un inhibidor del punto de control) en comparación con 15,5 meses en el grupo de quimioterapia sola.

Se están realizando investigaciones para buscar formas de "despertar" el sistema inmunológico en personas que no responden a la inmunoterapia, y algunas pruebas sugieren que la quimioterapia puede tener un papel en el futuro.

Linfoma

Las combinaciones de tratamientos contra el cáncer se han utilizado durante mucho tiempo para tratar diferentes tipos de linfoma, y ​​en 2019 se aprobó el primer régimen de quimioterapia para personas con linfoma difuso de células B grandes recidivante. El fármaco PolivyPolivy (polatuzumab vedotin-piiq), en combinación con el fármaco de quimioterapia Bendeka (bendamustina) y un fármaco rituximab, avanzó aún más en el tratamiento de esta desafiante enfermedad.

Otros cánceres

Se están evaluando combinaciones de inmunoterapia (inhibidores de puntos de control y otros tipos) y quimioterapia para muchos tipos diferentes de cáncer. En junio de 2019, había más de 170 ensayos clínicos que investigaban los inhibidores de los puntos de control y la quimioterapia (quimioinmunoterapia) en diferentes tipos de cáncer.

Una palabra de Verywell

La combinación de inmunoterapia y quimioterapia (quimioinmunoterapia) para tratar el cáncer es un avance emocionante en las opciones para al menos algunas personas con cáncer. Estos enfoques de tratamiento más nuevos difieren de los del pasado (algunos acuñaron "tala, veneno, quemadura") y utilizan el conocimiento de la biología del cáncer en lugar del ensayo y error como base. Esta medicina de precisión, no solo puede conducir a tratamientos más efectivos, sino también con menos efectos secundarios. Aún quedan muchas preguntas sin respuesta, pero actualmente se están llevando a cabo muchos ensayos clínicos que prometen aportar más información en un futuro próximo.


Resumen y conclusión

Las células NK juegan un papel crucial en la regulación de enfermedades inflamatorias crónicas como la fibrosis tisular y el cáncer. Por lo tanto, la comprensión de la inmunorregulación mediada por NK proporcionaría información sobre el diseño de terapias contra infecciones virales y enfermedades inflamatorias. Las células NK tienen un papel protector en el desarrollo de la fibrosis hepática en el modelo de desarrollo de NAFLD, donde regulan el estrecho equilibrio entre la inflamación y la reparación del hígado a través de la polarización de los macrófagos. Por tanto, la identificación de las células NK como reguladores cadena arriba de la función de los macrófagos proporciona una nueva diana celular para modular la inflamación mediada por macrófagos en las enfermedades hepáticas crónicas. Por lo tanto, una mayor exploración de la interacción entre las células mieloides y las células NK puede ayudar a identificar reguladores moleculares clave que pueden resolver la inflamación crónica y restaurar la homeostasis inmunitaria.


Contenido

Barrera anatómica Mecanismos de defensa adicionales
Piel Sudor, descamación, enrojecimiento, [2] ácidos orgánicos [2]
Tracto gastrointestinal Peristalsis, ácido gástrico, ácidos biliares, enzima digestiva,
rubor, tiocianato, [2] defensinas, [2] flora intestinal [2]
Vías respiratorias y pulmones Escalera mecánica mucociliar, [3] tensioactivo, [2] defensinas [2]
Nasofaringe Moco, saliva, lisozima [2]
Ojos Lágrimas [2]
Barrera hematoencefálica células endoteliales (mediante difusión pasiva / ósmosis y selección activa). P-glicoproteína (mecanismo por el cual se media el transporte activo)

Las barreras anatómicas incluyen barreras físicas, químicas y biológicas. Las superficies epiteliales forman una barrera física que es impermeable a la mayoría de los agentes infecciosos y actúa como la primera línea de defensa contra los organismos invasores. [2] La descamación (desprendimiento) del epitelio de la piel también ayuda a eliminar las bacterias y otros agentes infecciosos que se han adherido a las superficies epiteliales. La falta de vasos sanguíneos, la incapacidad de la epidermis para retener la humedad y la presencia de glándulas sebáceas en la dermis, produce un ambiente inadecuado para la supervivencia de los microbios. [2] En el tracto gastrointestinal y respiratorio, el movimiento debido a la peristalsis o los cilios, respectivamente, ayuda a eliminar los agentes infecciosos. [2] Además, el moco atrapa a los agentes infecciosos. [2] La flora intestinal puede prevenir la colonización de bacterias patógenas al secretar sustancias tóxicas o al competir con las bacterias patógenas por nutrientes o adherirse a las superficies celulares. [2] La acción de enrojecimiento de las lágrimas y la saliva ayuda a prevenir la infección de los ojos y la boca. [2]

La inflamación es una de las primeras respuestas del sistema inmunológico a una infección o irritación. La inflamación es estimulada por factores químicos liberados por las células lesionadas y sirve para establecer una barrera física contra la propagación de la infección y para promover la curación de cualquier tejido dañado después de la eliminación de patógenos. [4]

El proceso de inflamación aguda es iniciado por células que ya están presentes en todos los tejidos, principalmente macrófagos residentes, células dendríticas, histiocitos, células de Kupffer y mastocitos. Estas células presentan receptores contenidos en la superficie o dentro de la célula, denominados receptores de reconocimiento de patrón (PRR), que reconocen moléculas que son ampliamente compartidas por patógenos pero que se distinguen de las moléculas del huésped, denominadas colectivamente patrones moleculares asociados a patógenos (PAMP). Al inicio de una infección, quemadura u otras lesiones, estas células se activan (uno de sus PRR reconoce un PAMP) y liberan mediadores inflamatorios responsables de los signos clínicos de inflamación.

Los factores químicos producidos durante la inflamación (histamina, bradicinina, serotonina, leucotrienos y prostaglandinas) sensibilizan los receptores del dolor, provocan vasodilatación local de los vasos sanguíneos y atraen fagocitos, especialmente neutrófilos. [4] Los neutrófilos luego activan otras partes del sistema inmunológico al liberar factores que convocan leucocitos y linfocitos adicionales. Las citocinas producidas por los macrófagos y otras células del sistema inmunológico innato median la respuesta inflamatoria. Estas citocinas incluyen TNF, HMGB1 e IL-1. [5]

La respuesta inflamatoria se caracteriza por los siguientes síntomas:

    , debido al aumento de la circulación sanguínea local
  • calor, ya sea aumento de la temperatura local, como una sensación de calor alrededor de una infección localizada o fiebre sistémica
  • hinchazón de los tejidos afectados, como la parte superior de la garganta durante el resfriado común o las articulaciones afectadas por la artritis reumatoide
  • aumento de la producción de moco, que puede causar síntomas como secreción nasal o tos productiva
  • dolor, ya sea local, como dolor en las articulaciones o dolor de garganta, o que afecte a todo el cuerpo, como dolores corporales y
  • posible disfunción de los órganos o tejidos implicados.

El sistema del complemento es una cascada bioquímica del sistema inmunológico que ayuda, o "complementa", la capacidad de los anticuerpos para eliminar patógenos o marcarlos para su destrucción por otras células. La cascada está compuesta por muchas proteínas plasmáticas, sintetizadas en el hígado, principalmente por hepatocitos. Las proteínas trabajan juntas para:

  • desencadenar el reclutamiento de células inflamatorias
  • "etiquetar" patógenos para su destrucción por otras células mediante opsonizante, o revestimiento, la superficie del patógeno
  • Formar agujeros en la membrana plasmática del patógeno, lo que da como resultado la citólisis de la célula del patógeno, lo que provoca la muerte del patógeno.
  • librar al cuerpo de complejos antígeno-anticuerpo neutralizados.

Hay tres sistemas de complemento diferentes: clásico, alternativo, lectina

  • Classical: starts when antibody binds to bacteria
  • Alternative: starts "spontaneously"
  • Lectin: starts when lectins bind to mannose on bacteria

Elements of the complement cascade can be found in many non-mammalian species including plants, birds, fish, and some species of invertebrates. [6]

All white blood cells (WBCs) are known as leukocytes. Most leukocytes differ from other cells of the body in that they are not tightly associated with a particular organ or tissue thus, their function is similar to that of independent, single-cell organisms. Most leukocytes are able to move freely and interact with and capture cellular debris, foreign particles, and invading microorganisms (although macrophages, mast cells, and dendritic cells are less mobile). Unlike many other cells in the body, most innate immune leukocytes cannot divide or reproduce on their own, but are the products of multipotent hematopoietic stem cells present in the bone marrow. [7]

The innate leukocytes include: natural killer cells, mast cells, eosinophils, basophils and the phagocytic cells include macrophages, neutrophils, and dendritic cells, and function within the immune system by identifying and eliminating pathogens that might cause infection. [1]

Mastocitos Editar

Mast cells are a type of innate immune cell that resides in connective tissue and in mucous membranes. They are intimately associated with wound healing and defense against pathogens, but are also often associated with allergy and anaphylaxis (serious allergic reactions that can cause death). [4] When activated, mast cells rapidly release characteristic granules, rich in histamine and heparin, along with various hormonal mediators and chemokines, or chemotactic cytokines into the environment. Histamine dilates blood vessels, causing the characteristic signs of inflammation, and recruits neutrophils and macrophages. [4]

Phagocytes Edit

The word 'phagocyte' literally means 'eating cell'. These are immune cells that engulf, or 'phagocytose', pathogens or particles. To engulf a particle or pathogen, a phagocyte extends portions of its plasma membrane, wrapping the membrane around the particle until it is enveloped (i.e., the particle is now inside the cell). Once inside the cell, the invading pathogen is contained inside a phagosome, which merges with a lysosome. [1] The lysosome contains enzymes and acids that kill and digest the particle or organism. In general, phagocytes patrol the body searching for pathogens, but are also able to react to a group of highly specialized molecular signals produced by other cells, called cytokines. The phagocytic cells of the immune system include macrophages, neutrophils, and dendritic cells.

Phagocytosis of the hosts’ own cells is common as part of regular tissue development and maintenance. When host cells die, either by programmed cell death (also called apoptosis) or by cell injury due to a bacterial or viral infection, phagocytic cells are responsible for their removal from the affected site. [7] By helping to remove dead cells preceding growth and development of new healthy cells, phagocytosis is an important part of the healing process following tissue injury.

Macrophages Edit

Macrophages, from the Greek, meaning "large eaters", are large phagocytic leukocytes, which are able to move outside of the vascular system by migrating through the walls of capillary vessels and entering the areas between cells in pursuit of invading pathogens. In tissues, organ-specific macrophages are differentiated from phagocytic cells present in the blood called monocytes. Macrophages are the most efficient phagocytes and can phagocytose substantial numbers of bacteria or other cells or microbes. [1] The binding of bacterial molecules to receptors on the surface of a macrophage triggers it to engulf and destroy the bacteria through the generation of a “respiratory burst”, causing the release of reactive oxygen species. Pathogens also stimulate the macrophage to produce chemokines, which summon other cells to the site of infection. [1]

Neutrófilos Editar

Neutrophils, along with two other cell types (eosinophils and basophils see below), are known as granulocytes due to the presence of granules in their cytoplasm, or as polymorphonuclear cells (PMNs) due to their distinctive lobed nuclei. Neutrophil granules contain a variety of toxic substances that kill or inhibit growth of bacteria and fungi. Similar to macrophages, neutrophils attack pathogens by activating a respiratory burst. The main products of the neutrophil respiratory burst are strong oxidizing agents including hydrogen peroxide, free oxygen radicals and hypochlorite. Neutrophils are the most abundant type of phagocyte, normally representing 50-60% of the total circulating leukocytes, and are usually the first cells to arrive at the site of an infection. [4] The bone marrow of a normal healthy adult produces more than 100 billion neutrophils per day, and more than 10 times that many per day during acute inflammation. [4]

Dendritic cells Edit

Dendritic cells (DCs) are phagocytic cells present in tissues that are in contact with the external environment, mainly the skin (where they are often called Langerhans cells), and the inner mucosal lining of the nose, lungs, stomach, and intestines. [7] They are named for their resemblance to neuronal dendrites, but dendritic cells are not connected to the nervous system. Dendritic cells are very important in the process of antigen presentation, and serve as a link between the innate and adaptive immune systems.

Basophils and eosinophils Edit

Basophils and eosinophils are cells related to the neutrophil (see above). When activated by a pathogen encounter, histamine-releasing basophils are important in the defense against parasites and play a role in allergic reactions, such as asthma. [1] Upon activation, eosinophils secrete a range of highly toxic proteins and free radicals that are highly effective in killing parasites, but may also damage tissue during an allergic reaction. Activation and release of toxins by eosinophils are, therefore, tightly regulated to prevent any inappropriate tissue destruction. [4]

Natural killer cells Edit

Natural killer cells (NK cells) are a component of the innate immune system that does not directly attack invading microbes. Rather, NK cells destroy compromised host cells, such as tumor cells or virus-infected cells, recognizing such cells by a condition known as "missing self." This term describes cells with abnormally low levels of a cell-surface marker called MHC I (major histocompatibility complex) - a situation that can arise in viral infections of host cells. [8] They were named "natural killer" because of the initial notion that they do not require activation in order to kill cells that are "missing self." For many years, it was unclear how NK cell recognize tumor cells and infected cells. It is now known that the MHC makeup on the surface of those cells is altered and the NK cells become activated through recognition of "missing self". Normal body cells are not recognized and attacked by NK cells because they express intact self MHC antigens. Those MHC antigens are recognized by killer cell immunoglobulin receptors (KIR) that, in essence, put the brakes on NK cells. The NK-92 cell line does not express KIR and is developed for tumor therapy. [9] [10] [11] [12]

Γδ T cells Edit

Like other 'unconventional' T cell subsets bearing invariant T cell receptors (TCRs), such as CD1d-restricted Natural Killer T cells, γδ T cells exhibit characteristics that place them at the border between innate and adaptive immunity. On one hand, γδ T cells may be considered a component of adaptive immunity in that they rearrange TCR genes to produce junctional diversity and develop a memory phenotype. However, the various subsets may also be considered part of the innate immune system where a restricted TCR or NK receptors may be used as a pattern recognition receptor. For example, according to this paradigm, large numbers of Vγ9/Vδ2 T cells respond within hours to common molecules produced by microbes, and highly restricted intraepithelial Vδ1 T cells will respond to stressed epithelial cells.

The coagulation system overlaps with the immune system. Some products of the coagulation system can contribute to the non-specific defenses by their ability to increase vascular permeability and act as chemotactic agents for phagocytic cells. In addition, some of the products of the coagulation system are directly antimicrobial. For example, beta-lysine, a protein produced by platelets during coagulation, can cause lysis of many Gram-positive bacteria by acting as a cationic detergent. [2] Many acute-phase proteins of inflammation are involved in the coagulation system.

Also increased levels of lactoferrin and transferrin inhibit bacterial growth by binding iron, an essential nutrient for bacteria. [2]

The innate immune response to infectious and sterile injury is modulated by neural circuits that control cytokine production period. The inflammatory reflex is a prototypical neural circuit that controls cytokine production in the spleen. [13] Action potentials transmitted via the vagus nerve to spleen mediate the release of acetylcholine, the neurotransmitter that inhibits cytokine release by interacting with alpha7 nicotinic acetylcholine receptors (CHRNA7) expressed on cytokine-producing cells. [14] The motor arc of the inflammatory reflex is termed the cholinergic anti-inflammatory pathway.

The parts of the innate immune system have different specificity for different pathogens.

  • Listeria monocytogenes
  • Legionella
  • Mycobacterium
  • Rickettsia
  • Estafilococo
  • Estreptococo
  • Neisseria
  • Salmonella typhi
  • Plasmodium malariae
  • Leishmania donovani
  • Entamoeba histolytica
  • Giardia lamblia
  • Candida
  • Histoplasma
  • Cryptococcus

Cells of the innate immune system prevent free growth of microorganisms within the body, but many pathogens have evolved mechanisms to evade it. [19] [20]

One strategy is intracellular replication, as practised by Tuberculosis micobacteriana, or wearing a protective capsule, which prevents lysis by complement and by phagocytes, as in Salmonela. [21] Bacteroides species are normally mutualistic bacteria, making up a substantial portion of the mammalian gastrointestinal flora. [22] Some species like B. fragilis for example are opportunistic pathogens, causing infections of the peritoneal cavity inhibit phagocytosis by affecting the phagocytes receptors used to engulf bacteria. They may also mimick host cells so the immune system does not recognize them as foreign. Staphylococcus aureus inhibits the ability of the phagocyte to respond to chemokine signals. M. tuberculosis, Streptococcus pyogenes, y Bacillus anthracis utilize mechanisms that directly kill the phagocyte. [ cita necesaria ]

Bacteria and fungi may form complex biofilms, protecting from immune cells and proteins biofilms are present in the chronic Pseudomonas aeruginosa y Burkholderia cenocepacia infections characteristic of cystic fibrosis. [23]

Virus Editar

Type I interferons (IFN), secreted mainly by dendritic cells, [24] play a central role in antiviral host defense and a cell's antiviral state. [25] Viral components are recognized by different receptors: Toll-like receptors are located in the endosomal membrane and recognize double-stranded RNA (dsRNA), MDA5 and RIG-I receptors are located in the cytoplasm and recognize long dsRNA and phosphate-containing dsRNA respectively. [26] When the cytoplasmic receptors MDA5 and RIG-I recognize a virus the conformation between the caspase-recruitment domain (CARD) and the CARD-containing adaptor MAVS changes. In parallel, when toll-like receptors in the endocytic compartments recognize a virus the activation of the adaptor protein TRIF is induced. Both pathways converge in the recruitment and activation of the IKKε/TBK-1 complex, inducing dimerization of transcription factors IRF3 and IRF7, which are translocated in the nucleus, where they induce IFN production with the presence of a particular transcription factor and activate transcription factor 2. IFN is secreted through secretory vesicles, where it can activate receptors on both the same cell it was released from (autocrine) or nearby cells (paracrine). This induces hundreds of interferon-stimulated genes to be expressed. This leads to antiviral protein production, such as protein kinase R, which inhibits viral protein synthesis, or the 2′,5′-oligoadenylate synthetase family, which degrades viral RNA. [25]

Some viruses evade this by producing molecules which interfere with IFN production. For example, the Influenza A virus produces NS1 protein, which can bind to host and viral RNA, interact with immune signaling proteins or block their activation by ubiquitination, thus inhibiting type I IFN production. [27] Influenza A also blocks protein kinase R activation and establishment of the antiviral state. [28] The dengue virus also inhibits type I IFN production by blocking IRF-3 phosophorylation using NS2B3 protease complex. [29]

Prokaryotes Edit

Bacteria (and perhaps other prokaryotic organisms), utilize a unique defense mechanism, called the restriction modification system to protect themselves from pathogens, such as bacteriophages. In this system, bacteria produce enzymes, called restriction endonucleases, that attack and destroy specific regions of the viral DNA of invading bacteriophages. Methylation of the host's own DNA marks it as "self" and prevents it from being attacked by endonucleases. [30] Restriction endonucleases and the restriction modification system exist exclusively in prokaryotes. [31]

Invertebrados Editar

Invertebrates do not possess lymphocytes or an antibody-based humoral immune system, and it is likely that a multicomponent, adaptive immune system arose with the first vertebrates. [32] Nevertheless, invertebrates possess mechanisms that appear to be precursors of these aspects of vertebrate immunity. Pattern recognition receptors are proteins used by nearly all organisms to identify molecules associated with microbial pathogens. Toll-like receptors are a major class of pattern recognition receptor, that exists in all coelomates (animals with a body-cavity), including humans. [33] The complement system, as discussed above, is a biochemical cascade of the immune system that helps clear pathogens from an organism, and exists in most forms of life. Some invertebrates, including various insects, crabs, and worms utilize a modified form of the complement response known as the prophenoloxidase (proPO) system. [32]

Antimicrobial peptides are an evolutionarily conserved component of the innate immune response found among all classes of life and represent the main form of invertebrate systemic immunity. Several species of insect produce antimicrobial peptides known as defensins y cecropins.

Proteolytic cascades Edit

In invertebrates, pattern recognition receptors (PRRs) trigger proteolytic cascades that degrade proteins and control many of the mechanisms of the innate immune system of invertebrates—including hemolymph coagulation and melanization. Proteolytic cascades are important components of the invertebrate immune system because they are turned on more rapidly than other innate immune reactions because they do not rely on gene changes. Proteolytic cascades have been found to function the same in both vertebrate and invertebrates, even though different proteins are used throughout the cascades. [34]

Clotting mechanisms Edit

In the hemolymph, which makes up the fluid in the circulatory system of arthropods, a gel-like fluid surrounds pathogen invaders, similar to the way blood does in other animals. There are various different proteins and mechanisms that are involved in invertebrate clotting. In crustaceans, transglutaminase from blood cells and mobile plasma proteins make up the clotting system, where the transglutaminase polymerizes 210 kDa subunits of a plasma-clotting protein. On the other hand, in the horseshoe crab species clotting system, components of proteolytic cascades are stored as inactive forms in granules of hemocytes, which are released when foreign molecules, like lipopolysaccharides enter. [34]

Plants Edit

Members of every class of pathogen that infect humans also infect plants. Although the exact pathogenic species vary with the infected species, bacteria, fungi, viruses, nematodes, and insects can all cause plant disease. As with animals, plants attacked by insects or other pathogens use a set of complex metabolic responses which lead to the formation of defensive chemical compounds that fight infection or make the plant less attractive to insects and other herbivores. [35] (see: plant defense against herbivory).

Like invertebrates, plants neither generate antibody or T-cell responses nor possess mobile cells that detect and attack pathogens. In addition, in case of infection, parts of some plants are treated as disposable and replaceable, in ways that very few animals are able to do. Walling off or discarding a part of a plant helps stop spread of an infection. [35]

Most plant immune responses involve systemic chemical signals sent throughout a plant. Plants use pattern-recognition receptors to recognize conserved microbial signatures. This recognition triggers an immune response. The first plant receptors of conserved microbial signatures were identified in rice (XA21, 1995) [36] [37] and in Arabidopsis (FLS2, 2000). [38] Plants also carry immune receptors that recognize highly variable pathogen effectors. These include the NBS-LRR class of proteins. When a part of a plant becomes infected with a microbial or viral pathogen, in case of an incompatible interaction triggered by specific elicitors, the plant produces a localized hypersensitive response (HR), in which cells at the site of infection undergo rapid programmed cell death to prevent the spread of the disease to other parts of the plant. HR has some similarities to animal pyroptosis, such as a requirement of caspase-1-like proteolytic activity of VPEγ, a cysteine protease that regulates cell disassembly during cell death. [39]


Dıscussıon and Conclusıon

Being under focus of immunologists for decades, NK cells, their biology, functions as well as their contributions in the pathogenesis of a number of diseases are being better illuminated day by day. There is strong evidence that the innate immune system, specifically NK cells, influence subsequent adaptive immune responses. Thanks to their ability to rapidly kill abnormal cells and produce cytokines and chemokines, NK cells are positioned for a key role in regulation of autoimmune responses, and can either suppress or augment autoimmunity, directly or indirectly. NK cells could play roles with functional alterations in autoimmune conditions ( Figura 2 ).

Contribution of NK cells in autoimmune disorders: NK cells have roles in underlying pathogenesis of a number of diseases with autoimmune and autoinflammatory etiology. NK cells could have both predisposing and also protective roles in these disorders thanks to their altered functional competencies and also their variable cytokine productions. The alterations in NK cell numbers and functions in Beh๾t’s disease, systemic lupus erythematosus, ankylosing spondylitis, autoimmune diabetes, psoriasis, rheumatoid arthritis and multiple sclerosis are summarized.

Activating and inhibitory receptors of the NK cells are essential for the regulation of NK activity and some of these NK cell receptor related genes are strongly associated with autoimmunity (330). Inhibitory receptor signals are usually generated by the binding of the MHC-class I molecules. Therefore, the functions of these receptors are especially prone to be affected in MHC-class I molecule related diseases (MHC-I-opathies) such as ankylosing spondylitis, psoriasis, and Beh๾t’s disease (331). Certain activating KIR receptor polymorphisms can also cause susceptibility to autoimmunity. Activating receptors KIR2DS1 and KIR2DS2 are implicated in the pathogenesis of autoimmune diseases such as in the examples of RA and psoriasis (332, 333). The expression of the ligands of the activating receptors, such as MICA also contributes to the disease pathogenesis such that alternated receptor affinty may lead to activaiton in predisposed individuals, observed in various autoimmune diseases including RA, BD and type 1 diabetes (334�). Finally, certain KIR/HLA combinations reduce the activation threshold of the NK cells and can be protective against some infections, while the same KIR/HLA combination may also predispose autoimmunity. Individuals with HIV have a slower progression to AIDS and reduced viral loads, when they express KIR3DS1 and HLA-B Bw4-801 (337). However, the same genetic combination also causes susceptibility to autoimmunity such as in the examples of BD and AS (338, 339). The delicate balance of the activating and inhibitory KIR molecules and their ligands are important in NK cell homeostasis. Genetic and environmental factors affecting this delicate balance can potentially induce autoimmunity in susceptible individuals.

Further investigations are needed in order to unravel the roles played by NK cells, as a bridge between innate and adaptive immunity in the onset of autoimmune diseases. Expression of different subsets of NK and also ILC subsets might serve as a biomarker in the follow-up of different autoimmune diseases. The TCR-NK cells operate with a mechanism that is distinct from CAR-T cells. They can target molecules located not only on the surface of cancer cells, but inside them as well, meaning that they can reach places that are inaccessible to CAR-T cells. This technology can be adapted to target any other form of cancer and also to autoimmune diseases.

Briefly, NK cells harbor great potential both for being biomarkers and also for utilization in a number of therapeutic interventions, especially in autoimmune diseases and in cancer, all of which warrants more intense investigations to be carried out.



Comentarios:

  1. Nuru

    Felicito, la idea brillante y la oportuna

  2. Voodoozshura

    the Exclusive deliberation



Escribe un mensaje